TEXTOS Y CLAVES

Textos y claves…

Ruth Delgado

La Comandante Ruth

Miguel Ángel Arrieta

Si el tema de las policías comunitarias no ha querido ser valorizado en su dimensión real por parte de estructuras de seguridad nacional y gobernación, la reunión realizada este domingo en Tierra Colorada para escuchar el informe de labores de la Síndica municipal Ruth Delgado Bahena, refleja un fondo significativo si se toma en cuenta el apoyo popular para que en la elección del próximo alcalde la candidata por Morena sea la Comandante del Frente Unido para la Seguridad y Desarrollo de Guerrero, Fusdeg.

El Fusdeg fue creado en 2015, luego de dos años de que la Unión de Pueblos y Organizaciones de Guerrero, Upoeg, tomara a su cargo las tareas de seguridad pública en el municipio de Juan R. Escudero y particularmente en su cabecera municipal Tierra Colorada, ante la criminalidad incontenible registrada en esa demarcación.

Sin embargo, el nacimiento del Fusdeg no se dio como una simple transición de mandos; la Upoeg se opuso radicalmente a entregar los trabajos de seguridad al nuevo cuerpo comunitario y la discrepancia generó enfrentamientos violentos en los que perdieron la vida más de diez personas.

Al final de cuentas, la Upoeg se retiró de Tierra Colorada luego del apoyo social ganado por el Fusdeg, integrado por campesinos, comerciantes y pescadores lidereados por Ruth Delgado Bahena.

El Fusdeg y su enfoque estratégico de involucrar en la nueva policía comunitaria a vecinos de la misma municipalidad, pasaron una prueba de fuego en Tierra Colorada, sobre todo en lo que se refería a rutas de consolidación ya que los miembros del nuevo cuerpo no contaban con instrucción policial y eran capacitados en la práctica.

Por lo tanto, ninguno contaba con certificación oficial y percibían salarios paupérrimos.

El reconocimiento vino meses después, cuando se logró erradicar de Tierra Colorada el cobro de piso, la extorsión, los secuestros, asaltos y robo de vehículos.

De hecho, la Comandante Ruth propuso abrirle espacios de participación a la sociedad local en la construcción de soluciones para atenderla seguridad pública; crear grupos ciudadanos para escuchar de manera directa la ciudadanía en la búsqueda de medidas ante la incapacidad institucional en el tema de la criminalidad.

Del 2016 a la fecha han transcurrido cuatro años, plazo durante el cual sobrevino la necesidad de instalar un referente de gobernabilidad que permita asumir a la policía comunitaria como un referente oficial, por lo que un colectivo de los más diversos grupos presentó a la Comandante Ruth para que compitiera por la presidencia municipal a nombre de Morena en el 2018.

Ruth Delgado declinó el espacio a un civil externo, Delfino Terrones, para que no se interpretara su candidatura como una imposición del Fusdeg, y apenas aceptó integrarse a la planilla como Síndica.

Morena ganó el ayuntamiento de Juan R. Escudero en 2018 pero la luna de miel se terminó cuando surgieron las denuncias de enriquecimiento ilícito, adjudicación de contratos sin licitar, corrupción en la obra pública y compras alteradas contra el alcalde Delfino Terrones.

El informe de trabajo de la Comandante fue el rompimiento de la estructura local de Morena con el presidente municipal; ahí la Síndica dejó bien claro que no le firmara la cuenta pública al primer edil hasta no aclarar las acusaciones por corrupción que pesan sobre Delfino Terrones.

En el fondo, la posición abierta de Ruth Delgado respecto a la corrupción en Tierra Colorada no es una manifestación expontanea, aunque revela tintes doctrinarios ligados al lopezobradorismo, lo que no es ajeno para quienes siempre han escuchado su discurso derivado del lenguaje del fundador de Morena.

Por lo pronto, el informe-destape de la Comandante mereció el reconocimiento de los líderes de las dos nomenclaturas más representativas de Morena en Guerrero: el diputad Luis Enrique Ríos Saucedo, presidente del Consejo Estatal de ese partido, perteneciente a la corriente de Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros, y Marcial Rodríguez Saldaña secretario General con funciones de presidente.

De ahí que quizá ya haya llegado la hora de analizar la presencia de las policías comunitarias sin los tamices de miedos institucionales y lejos de interpretaciones que han eludido el marco sociopolítico de cuerpos cuya práctica ha logrado cerrar espacios operativos a la delincuencia organizada.

Un patrón de incursión criminal revela que en los municipios se origina el control que los cárteles ejercen en regiones enteras de los estados, ante la falta de escudos sociales organizados y la falta de sensibilidad del gobierno federal en enfoques de defensa ciudadana.

Al final de cuentas, aunque no haya habido un destape formal, lo que se aprecia en Tierra Colorada son suficientes indicios para que asuman el poder local quienes bajaron la criminalidad a cero puntos.