LECTURA POLÍTICA

LECTURA POLÍTICA
Noé Mondragón Norato
Cinismos y desvergüenzas
La política está convertida en un jugoso negocio en el que manipular y lucrar con la necesidad de los pobres a través del engaño sistemático, son claves que encierran los posteriores triunfos electorales. Ninguna reforma legislativa ha sido orientada —porque a nadie de los que buscan cargos de elección popular les conviene—, a erradicar este «vicio democrático», que empodera a los que ya tienen, a costa de las migajas que les dan a los sectores sociales menos favorecidos. Y en plenas campañas electorales, la misma fórmula se aplica de nuevo, sabedores de que todavía es rentable en un entorno donde el cinismo y la desvergüenza, son los que imperan.
RECICLAMIENTO DE ACTORES. – México es uno de los pocos países donde se aprobó desde hace varios años, la reelección de alcaldes y diputados federales y locales. Los senadores podrán hacerlo hasta la elección de 2024. El punto es que los políticos a la mexicana, no han dado los resultados esperados. Ni comprenden su verdadero quehacer. La democracia se coloreó a modo de una fauna política depredadora incrustada tanto en el Morena como en el PRI, PAN, PRD y todos los partidos pequeños cuya sobrevivencia responde a un interés de lucro y no de verdadero compromiso con los gobernados. La clase política nacional imita modelos políticos de avanzada y de primer mundo, sin estar avanzada ni académica, cultural ni políticamente. Por eso ocurren y se reciclan las aberraciones. Se lee así: 1.- En Estados Unidos ningún político regresa a disputar el cargo cuando lo perdió en una elección. Eso ocurre sólo en México. Ahí están los ejemplos del actual gobernador Héctor Astudillo, quien logró disputar en dos ocasiones el gobierno estatal, hasta ganar en la segunda. Aparece también el candidato de la alianza PRI-PRD a la gubernatura, Mario Moreno Arcos, quien fue dos veces alcalde de Chilpancingo y dos veces diputado federal. Como si ya no existieran más ciudadanos. Por esos mismos veneros abreva el aspirante de esa misma alianza a la alcaldía de Acapulco, Ricardo Taja Ramírez, quien perdió la elección en 2018 y pese a ello, valora que en esta ocasión podrá ganar. Ese ejemplo sigue también, la ex diputada federal priista, Beatriz Vélez Núñez, quien como diputada federal aprobó la reforma energética del ex presidente Enrique Peña Nieto, que se tradujo en el alza del precio a las gasolinas. Además de la infame reforma laboral, educativa y fiscal, que les pegó con dureza a los ciudadanos. El electorado le cobró esa factura en 2018, cuando pretendió llegar como alcaldesa de Chilpancingo. Hoy quiere regresar a legislar en el Congreso de la Unión como opositora al Morena. Se viste con el mismo cinismo que ya hizo costumbre. Cree que esta vez, su engaño funcionará. 2.- Los «opositores» no cantan mal esa misma canción. Un gran número de diputados locales buscan la reelección, destacando del Morena, Antonio Helguera Jiménez, quien nunca abrió la cloaca de los millonarios «ahorros legislativos» en la actual legislatura y hoy busca repetir por el distrito 22. Sin justicia, entendimiento ni razón. Lo mismo imita el actual edil de Iguala, Antonio Jaimes Herrera, un personaje que, durante su gestión que está a punto de concluir, convirtió al municipio de Iguala en un cementerio, por la constante irrupción y disputa inacabada de dos grupos del crimen organizado. Y la obra pública simplemente, está paralizada. Jaimes Herrera no ha sido transparente con la aplicación de su gasto ni ha podido con los problemas más elementales de aquel municipio. Pero tercamente, quiere reelegirse. Otro de los que no procesa su salida de la rueda del poder, es el ex edil de ese municipio y ex secretario de Salud estatal, Lázaro Mazón Alonso, quien primero buscó la candidatura a diputado federal por el Morena. Y al cerrarse esa puerta, lo cobijó la alianza PRI-PRD para ir por el escaño federal en el distrito 2. Mazón apela a la desmemoria ciudadana para ganar. No quiere saber nada de su pasado ni de su relación amistosa, peligrosa y de apoyos políticos hacia ex edil perredista defenestrado y encarcelado, José Luis Abarca Velázquez. A pesar de que ya perdió en 2018 cuando compitió por el distrito 22, su hambre insaciable de poder lo mueve. La política de los cinismos, se lo permite.
HOJEADAS DE PÁGINAS…El que debe estar hondamente preocupado, es el candidato de la alianza PRI-PRD, Mario Moreno Arcos, pues en el Registro Nacional de Profesionistas de la SEP, no aparece registrada su cédula que debería tener presumiblemente, como «contador público». Y así se la ha llevado toda su vida política: engañándose y engañando a los demás —sumado a las muchas otras mentiras— con un título profesional que no posee. ¿Tiene carrera trunca o se quedó solo con preparatoria o secundaria? Eso, solo él lo sabe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s