Abrevando

Abrevando 

José Antonio Lavín Reyna 

“La verdad es la primera víctima de la guerra”: Esquilo  

Violín priista.     

El periodista Antonio Medina de Anda en su columna semanal escribió: “Cuando el fascistoide escritor peruano, Vargas llosa, tipificó al eterno y ulcerado PRI de intocable “dictadura perfecta”; presumiblemente tenía en mentes el modelo político y económico impuesto sobre las costillas del pueblo sacrificado en el altar totalitario, único e invicto del régimen que durante décadas se adueñó del poder en base a convertir en millonarios a unos pocos, mantener  en ayuno a los más y repartiendo latigazos sobre cualquier “delirante enemigo de la paz y progreso””.  

“Desde luego el intelectual orgánico de la derecha al señalar con dedo flamígero a la dictadura priista estaba, con o sin proponérselo, sentando en el banquillo de los acusados al contenido y forma que los hechiceros del tricolor, gradual pero de manera consistente, crearon su dominio autocrático, íntegro y de suyo intocable   partiendo de la configuración de un partido engendrado,  fraguado y usado por y para una elite hecha gobierno que sabionda ancló el navío pirata en las organizaciones jornaleras del campo y la ciudad, que sometidas de parte del corrupto charrismo sindical, han sido determinantes para que la gran burguesía y cómplices continúen disfrutando del largo verano sustentado durante los últimos 100 años (1920-2021)”.  

“Obvio que la formación del sistema autoritario presidencialista fue cimentado, impensable ocurriera distinto, bajo firme corrupción e impunidad guiada institucionalmente para saquear bienes nacionales, robar caudales públicos y subastar al capital extranjero recursos naturales, que añadidos a otras fechorías iguales, constituyen la funesta dictadura del Prigobierno que caracterizada perfecta, imperfecta, blanda o resistente lo fatídico se constriñe a salvaguardar un Estado donde el derecho es inexistente, la desigualdad lastima, los de abajo rondan maldecidos y los de arriba galopan bendecidos, entre ellos, un tropel, la flor y nata de políticos inmorales atrincherados en partidos de idéntica calaña”.  

“Precisamente el centenario funeral hasta hoy vivido por la población no puede ni debe ser visto a un costado, al borde del orificio que surte al desagüe por donde escurren las pragmáticas funcionales y rutinarias maneras que la partidocracia antepone cada vez que se trata de repartir el botín “representativo”   y reciclado de parte de la maquinaria legislativa judicial y ejecutiva pues el control concertado dependerá de tener la supremacía sobre la farándula partidista y sus caricaturescos líderes los que no cesan de bailotear al compás del violín afinado por el priato”.  

Finaliza señalando:  como ejemplo a lo anticipado tenemos la calcomanía de Morena, copia fiel tomada del original priista a partir del precoz alumbramiento que sus parteros ocasionaron provocando un nacimiento prematuro del producto, que a pesar del pesimista pronóstico, sobrevive aunque abastecido con las peores mañas del PRI, entre otras, el de conformar y sostener un grupúsculo de jefes y operadores acreditados para opinar, profetizar, ordenar y decidir por y para ellos mismos pues al partido le anularon su esencia, a saber, la participación y representación de su base militante que tullida se ciñe a solo mirar, escuchar, murmurar, implorar mendrugos o de plano salir huyendo de un círculo vicioso gansteril, labioso y faccioso…    

Algo Más…  

Lo que vendrá en las próximas semanas le podremos nombrar “la bacanal del hueso”, ya que, como siempre sucede, las dirigencias partidistas y vividores del presupuesto por la vía plurinominal, se agandallarán las posiciones privilegiadas para acceder a la Cámara de Diputados y a los Congreso de los Estados. Guerrero no es la excepción.  

Este robo, porque no se le puede decir de otra manera, es contra los mexicanos, es disfrazado en la legislación, mañosa y a conveniencia de los mismos grupos parlamentarios y sus respectivos dirigentes.  

Muchos analistas se han pronunciado a favor de reducir el número de legisladores federales (diputados y senadores) y locales que acceden por esta vía, y que se impida se hereden a cónyuges, amantes y a esa maldita burocracia que vive de eso.  

Ciertamente la figura de la representación proporcional pretendía en su concepción dar voz y voto a partidos minoritarios, es decir, que la mayoría de pueblo tuviera una representación en las tribunas nacionales y locales.  

Las candidaturas plurinominales deberían ser para personas honorables, no sólo con la capacidad de abonarle al debate, sino a la construcción de legislaciones que beneficien a sus representados, no para convertirlo en un reducto de ratas que brincan de las dirigencias a las diputaciones locales y federales, al Senado de la República, y viceversa.  

Cuando la partidocracia mexicana, grandes y chicos, se da cuenta que con un mínimo del 3% de la votación, estatal o federal, tiene acceso a las diputaciones locales, federales y senadurías, por la vía plurinominal, y a recursos ilimitados; estalla la carnicería por esas posiciones.  

Ser legislador en México es muy deseado porque paga salarios de ensueño. A reserva de que me desmientan, un diputado local de Guerrero se mete a la bolsa un millón y medio al año, siendo de la tropa. Si es coordinador parlamentario, presidente de la Mesa Directiva o de las Comisiones más demandadas, el monto aumenta según la importancia de los “acuerdos” entre ellos.  

El diputado federal de este país, bajita la mano ingresa dos millones y medio de pesos anuales. Igualmente, tal como sucede con los locales, dependiendo de la influencia del cargo hacia el interior de la Cámara, este importe puede aumentar hasta a más de cinco millones de pesos por año.  

Los senadores, un remanso para los políticos más encumbrados del país, se retiran, en el peor de los casos, y sin gastar un solo peso, como sucede normalmente, con al menos 20 millones de pesos por su beca de 6 años. También, como en los casos anteriores, la paga aumenta en proporción de su posición dentro de la Cámara Alta. Vaya, puede llegar hasta a 50 millones de pesos por six years.  

En el caso del PAN y el PRI, hace tiempo que sus dirigentes y allegados, sean nacionales o estatales, se quedan con las posiciones privilegiadas para acceder al Congreso federal o local.  

Con esta deleznable práctica, muchos vividores cuentan con un palmarés de al menos 3 diputaciones federales, una o dos diputaciones locales y por lo menos dos senadurías, todas por la vía plurinominal. Los hay en todos los partidos, incluido el de Morena.  

Lo más seguro es que estos sátrapas, a los que les vale gorro lo que piense Juan Pueblo, no van a soltar el huesote.   

DCXXXI.- La No reelección simplificaba el asunto. Ahora con el dinero público se exhiben como el superhéroe hacedor de obra. Con ello y sus pagos a los medios de comunicación, los presidentes municipales compiten de manera desleal y compran por anticipado el cargo.  

Sabías que: Reír durante el día hace que se duerma mejor por la noche.  

Hasta la vista.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s